La grandeza del romanticismo

Los románticos futbolísticos como el amor periodístico pasaron a la bodega de los elegidos. Allí regocijados para que sus verdaderos amantes lo degusten cuando quieran y a su máximo placer. En estos tiempos de indefinición, indiferencia, ceguera irreversible y donde el salvaje capitalismo quiere conquistar todos los rincones a base del destrozo de la mayoría de la sociedad, acudir a ese rincón es estrictamente necesario donde te espera tu sillón y degustar ese romanticismo puro y sabio para llevarte a esos tiempos de aire oxigenado que te olvida de la angustia y asfixia diaria.

La confrontación, la polémica, la falta de respeto es lo habitual en el día a día. Messi es un vago ya no corre lo que hace unos años. Resulta que ahora corre de media más que en esos años pasados donde era la cumbre de un excelso equipo que en lo colectivo reventaba a cualquier rival que pasaba por delante. Resulta que Messi no es un vago, resulta que ya colectivamente el equipo no rinde. Incluso hasta en este Mundial le han dado palos. Le damos a palos aquellos que cogen el balón e intentan gambetear, pasárselo, amarlo, no dejarlo ni un segundo salir de su bota, jugarlo siempre, no tirarse a pesar de que te den patada tras patada. Resulta que todos estos son los vagos. Resulta que ahora los Pogba, Mascherano, Matuidi… son los almas y espíritu del fútbol.

 

Hasta a uno de los mejores centrocampistas de España y del mundo lo quieren jubilar en su propio equipo y selección. Lo tratan como si fuese un zombie. El centro neurálgico de un Barça eterno y la mejor España de la historia ya no sirve para nada. A estos capitalistas y propagandas periodísticos que se han vendido al puro negocio a corto plazo de la voraz publicidad repetir mil veces que Xavi es un abuelo es la mayor verdad de los últimos años. Y resulta que cuando el cuento se escribe, se reescribe, se lee, se relee, se discute, se grita la mentira se vuelve en verdad absoluta e irrefutable. Resulta que este abuelo en estos dos últimos años donde el Barça y España han ido camino de su decadencia ha corrido más kilómetros que en su pasado más histórico y eterno. Resulta que no se trata de correr sino de entender el juego. ¿Saben una cosa? Los contrarios que jugaban contra el Barça de hasta hace dos años corrían el doble e incluso el triple que el propio Barcelona. ¿Saben el resultado? Que el Barça casi siempre ganaba. Porque no se trata de correr y correr y correr. Sino de entender el juego mejor que el contrario. Y eso es lo que hacía antes muy bien el Barça y España y ahora no.

 

Ya saben, importa siempre el resultado más que el juego. Si no ganas eres muy vulgar. Todos los caminos son legítimos siempre que no vulneres el reglamento. Cada uno concibe este juego como lo siente. Pero resultadismo es ganar en cuatro años 14 títulos de 19 y con un fútbol donde el protagonista eras tú, ese balón que tenía que circular más rápido que el avión en el despegue. Y buscando siempre el campo contrario, defendiéndote a través de dando pases uno detrás de otro para ordenarte tu y que el contrario acabe desordenándose, defendiendo dando el paso hacia adelante. Lo digo porque ahora que se habla del mejor Mascherano, de un espíritu incuestionable, de un alma imperial e imprescindible y que por fin ha vuelto a ser centrocampista con Argentina. Quiero recordar que el mejor Mascherano que se ha visto en el Barça era aquel que jugaba de último hombre y con 50 metros a la espalda. Aquel que defendía dando el paso adelante, aquel que se hartaba de cortar balones con su imperial anticipación, aquel que asumía el riesgo que siendo el último no podía fallar. Aquel que hace tres años algunos lo encumbraba como un apoteósico central son los mismos que ahora dicen que de central no rinde igual y que su puesto es el mediocentro, cosas de este periodismo capitalista. Y no tengo nada en contra de Mascherano, ya lo decía Guardiola “también necesito tener jugadores de sangre”.

 

descarga (1)

 

 

En estos tiempos si no ganas hoy estás muerto mañana. Ahora no vale pasar hambre al principio para que a medio plazo te des un festín de carne, marisco y reserva a diario. Ahora o hay solomillo cada día o sino pan y agua. Son estas manos donde ha pasado el fútbol y todo el negocio que lo rodea desde una prensa vendida a este capitalismo tan voraz y severo que tiene a la propia sociedad metida en una ceguera irreversible. Un día pienso una cosa y al otro te doy la apuñalada. Esto es la vida del día a día donde las venganzas y los rencores son el primer plato de nuestro menú diario. Ya lo decía el sabio de Hortaleza, Don Luis Aragonés. El fútbol es “ganar y ganar y ganar y ganar y ganar y volver a ganar”. Y cuando pierdes pues que aburrimiento, menos toquecito y más tiro. En definitiva, la miseria de este juego.

 

Cuando la ansiedad azote a su pecho y la respiración sea más dificultosa váyase a ese rincón de soledad y vean los magiares húngaros que conquistaron Wembley o al reciente fallecido Di Stefano. O la Brasil que ganaba sus primeros mundiales con Pelé, Garrincha, Tostao, Jarzinho, o la naranja mecánica que tan cruel fue el fútbol y dejó el dominio de un Cruyff y su Ajax sin el premio mundialista. O sino degusten a otra Brasil que sin llegar a semifinales enamoró a España entera en el 82 con la belleza de Sócrates y la hermosura de Zico. O el gambeteo de Maradona o esos delanteros prodigios llamados Ronaldo y Romario. O la elegancia de Zidane y magia de Ronaldinho. O este Barça eterno, aquel que recordó a esa Hungría que en Wembley destrozó a Inglaterra. En ese mismo escenario, Guardiola y su Barça se coronaron en la cima de los románticos.

 

Fijaros si hay tanta belleza que al final siempre cuando hablas del vintage te recuerdan estos equipos, a los más grandes, a los románticos. Y recuerden, estos capitalistas del resultado y negocio a corto plazo cuando pierden son vulgares y cuando ganan lo son más, pero vosotros que amáis lo romántico, la poesía por encima de la prosa cuando perdéis sois los mejores pero cuando ganáis simplemente sois eternos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s