La ‘boira’ de la vida

La Plana de Vic cubierta por una densa boira
La Plana de Vic cubierta por una densa boira

Una tarde, una escena ante ese imperioso edifico, una llamada, un paseo Comte d’Urgell hacia abajo y una conversación. Esa fue la imagen del 10 de abril y del año por todo lo que significó para lo bueno y lo malo. Pagué la inocentada del estreno, las ansias del debutante y la locura de la edad pero me ha servido esta bofetada para conocer más y mejor a este mundo profesional que no tiene amigos. Aquí todo se resume en quien apuñala primero y que gravedad hace cuando da la cuchillada.

No iba con maldad ese escrito que tres días antes provocó el incendio. Ni mucho menos iba a señalar a nadie, pero sin saberlo me estaba enfrentando a un toro muy potente que a la mínima te cornea y te hiere. Y sin darme cuenta, allí estaba rodeado de más jefes y cargos directivos que jamás había tenido en mi vida. Fue una cornada muy limpia y sana porque me dejó la moraleja de lo que es esta mezquina profesión periodística: más que un romano tienes que ser un guerrero con una lanza muy afinada.

 

Las consecuencias ya sabemos cuáles fueron. No hace falta nombrar la vorágine de comentarios y reacciones que hubo. El escrito era desmesurado y arriesgado pero me la jugué con el sentimiento y con la fe que me otorga mi manera de pensar y sentir como debo de actuar. Al final, de todo esto extraje que cuando más eres tú mismo, mucho mejor te sientes y vives. Llegó la hora de dejar los miedos que no sirven absolutamente de nada y plantarle cara a las presiones y manipulaciones que al final te acabarán echando porque si te quieren dar la patada lo harán, por el ejemplo los trabajadores de RTTV. Después, no sirve de nada denunciar los acosos sufridos, hay que hacerlo en el momento y echarle el pulso sin miedo y si con la esperanza de transformar a esta sociedad indiferente y apática. Al poder es mejor enfrentarse y que huelan miedo, que se sientan acorralados y que vean que en este juego, todos tenemos cartas mortíferas.

 

Cerramos este 2014 con la eterna alegría de acabar una carrera universitaria que en estos tiempos es un privilegio. Quien nos iba a decir que ahora accedería a una universidad pública el de dineros y no el más preparado. El único recurso y criterio válido para graduarte en tu profesión que sueñas es tener dinero. Todos tus esfuerzos de selectividad o bachiller se quedan en el aire si no cuentas con esa mezquindad que nos tiene atrapados a todos como es el dinero. Antes, te ayudaban con otro tipo de recursos como las becas. Ahora, las han limitado y ponen el argumento de que han subido los requisitos para mejorar el rendimiento académico. Mentira, una más, lo que no dicen y se callan en sus heces es que han puesto estas duras condiciones para que no pueda acceder a la carrera la mayoría preparada y si esa minoría que su único conocimiento es que tienen dinero. Por esta razón, el mayor legado que mis padres me dejarán es que con mucho esfuerzo y sacrifico me han permitido estudiar lo que quería y conseguir ese objetivo que siempre valoraré y estaré muy orgulloso de ello.

 

Ayer, un día más que trasnoché, leí este fabuloso artículo de Alberto Egea sobre Marcelo Bielsa. No hay mayor victoria que ser fiel tú mismo a tu honradez, tus ideas y modelo de vida aunque quiénes manden solo quieran fútbol económico y petrolífero. Y esa filosofía de Bielsa es vital para que nadie te pervierta. La creencia de uno mismo y como sienta las cosas para actuar es un regalo maravilloso.

 

Y a los de arriba cada día huelen más el miedo. Mira, el FMI en Grecia, nos temen una barbaridad. Hay que seguir edificando sobre estos cimientos que ellos cada día ven su vicio y negocio más negro. E incluso en Les Corts, podrían volver a nombrar otro director de comunicación. Por Francesc Macià, algunos hacen méritos diarios y sino que pongan alguna del pasado reciente, ya sabes todo queda en familia.

 

Cuídate y abrígate que ya ha llegado el frío polar. Las curiosidades de la vida hicieron que el año pasado en Vic apenas hubiera frío y niebla. Será porque algo o alguien estuvo por aquellos lugares y romanizó la climatología. Ahora, Vic ya vuelve a su normalidad y Osona tiene su niebla y frío extremo.

 

Que tengas una gran entrada de año.

 

Cuida’t amic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s