Amaia Izko: “El caso de Altsasu es una estrategia de sed de venganza”

Hace dos meses, antes de que se celebrara el juicio a los jóvenes de Altsasu, hablamos con Amaia Izko (Iruñea), una de las abogadas de estos jóvenes. Tras la sentencia y las últimas detenciones, Izko nos atiende de nuevo para explicarnos como viven los acontecimientos de los últimos días. El despropósito y la injusticia son los argumentos que la abogada repite de forma continua ante una sentencia que no ha probado el delito de terrorismo. A pesar de ello, la Audiencia Nacional ha dictado penas de prisión de dos a 13 años de prisión para los ocho jóvenes y siete de ellos ya están en la cárcel. La solidaridad ha vuelto a unir a un pueblo y unas familias que siguen pidiendo justicia y que el próximo 16 de junio volverán a llenar las calles de Iruñea.

Tras el ingreso en prisión de cuatro jóvenes más de Altsasu, ya son siete en la cárcel. ¿Cómo se están viviendo las últimas horas?

A mí esto me sigue pareciendo un despropósito. Ya lo dije en su momento, antes y después del juicio y con el último episodio de los encarcelamientos. Esto se debe a una estrategia de venganza, por eso se ha juzgado en la Audiencia Nacional y seguimos con otro capítulo más de injusticia. El martes fueron a sus casas a detenerle para llevárselos a Madrid y no volver a ver a sus familias. Todo se está moviendo por el despropósito.

Para poner en antecedentes a la gente sobre los hechos de los últimos días. El viernes sale la sentencia. Queda probado que no existe el delito de terrorismo pero se les condena a las penas más altas por lesiones y desórdenes públicos. El martes, cuatro de los cinco jóvenes que seguían en libertad son detenidos en sus casas e ingresan en prisión incondicional esa misma tarde alegando riesgo de fuga el tribunal de la Audiencia Nacional. ¿Qué medidas adoptaréis?

Las defensas seguimos diciendo que esto es un disparate y una barbaridad. Las medidas que adoptaremos será recurrir la sentencia y que estos jóvenes recuperen la libertad que se le está privando a ellos y a sus familias. Recordemos que tres de ellos llevan en prisión más de un año y medio. Por tanto, la estrategia que nos queda es la de seguir demostrando que esto nunca debió acabar en la Audiencia Nacional porque como dijimos desde el primer momento el delito de terrorismo no se sustentaba por ninguna parte y ha quedado probado en la sentencia que jamás existió.

Como acabas de decir, el hecho de que el delito de terrorismo no se ha demostrado por parte del tribunal de la Audiencia Nacional, nos lleva a que este caso nunca tendría que haber salido de los juzgados de Nafarroa.

Siempre hemos defendido que esto lo tendría que haber juzgado la Audiencia Provincial de Nafarroa. Yo veo que casos similares se juzgan aquí y se emiten sentencias y condenas que no tienen nada que ver con la que nos hemos encontrado en Altsasu. No digo que no se les condenara porque no sé que pruebas admitiría otro tribunal, pero si estoy convencida de que estaríamos hablando de penas mucho más bajas y no hablar de 12 y 13 años de prisión como ha adoptado la Audiencia Nacional.

Si los recursos no prosperan, ¿tenéis pensado acabar en tribunales europeos?

Ni lo hemos pensado ni tampoco descartado. Veremos como avanzan los acontecimientos y que margen tenemos para adoptar nuevas vías. De todas maneras, como seguimos en la onda de delito de terrorismo, las defensas tenemos muy poco margen de maniobra.

La Guardia Civil detiene a cuatro jóvenes de Altsasu el pasado martes. FOTO | guaixe.eus

¿Cómo se analiza lo ocurrido el martes donde la Guardia Civil va a buscar a estos jóvenes directamente a sus casas? Todo motivado porque hay riesgo de fuga, cuando en año y medio jamás se han fugado ni cuando se les pedía penas de 50 y 60 años de prisión.

Se enmarca dentro de una estrategia de venganza y aquí quien manda soy yo. Podéis hacer todas las acciones que queráis pero quien manda soy yo. Es lo que hicieron el martes pero lleva ocurriendo todo este tiempo. El hecho más evidente es que los han metido en prisión por riesgo de fuga. Eso es rotundamente falso. No hay riesgo de fuga. No se han fugado en año y medio y ha quedado demostrado. Pero insisto, el mensaje es de aquí mando yo. Si se ven las imágenes del martes, la unidad de guardias civiles que detienen a estos jóvenes, vienen con cascos como si fuese una operación de guerra. Es todo un sinsentido pero que entra en el hagáis lo que hagáis aquí mando yo.

Para ir acabando, ayer conocimos el nuevo equipo de gobierno y la cartera de interior la ocupará Fernando Grande-Marlaska, quien ha sido juez y presidente de la Sala Penal de la Audiencia Nacional y vocal del Consejo General del Poder Judicial. Ayer tras el nombramiento citaste un tweet’ que decía: “de las nueve veces, desde 2004, que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado el estado español por no investigar las torturas, en seis de ellas, el juez instructor era Grande-Marlaska”. Seguimos la línea del Ministerio de Interior de las últimas décadas.

Nos habían vendido que llegaba el cambio, pero con este nombramiento es todo menos cambio. Este juez nos hace recordar tiempos muy oscuros y negros que mucha gente ha sufrido en su propia piel. Desoyó los informes del Comité para la Prevención de la Tortura, no actuó ante las denuncias de las víctimas cuando recuerdo que el juez instructor es el responsable de lo que le ocurra al detenido. Si a una persona se le tortura y se le dan palizas como ha quedado demostrado por el TEDH, el responsable directo es el juez instructor. Con Grande-Marlaska como ministro, no solo el cambio es mentira, sino que volvemos a tiempos pasados y oscuros donde el sufrimiento ha sido terrible.

Además de lo que has relatado de la tortura, es un juez que quiso condenar activistas del 15-M, archivó el accidente del YAK-42 e incluso está en contra del acercamiento de presos.

Todo lo que has dicho constata lo que ha sido este juez y lo que podemos esperar como ministro. Yo hablo de la tortura porque la conozco muy bien y ha representado y representa un hecho de impunidad absoluta. Cuando hablamos de justicia, verdad y reparación de víctimas, precisamente la tortura siempre ha sido amparada para que no se haga una depuración y no salga a la luz lo que ha ocurrido. Grande-Marlaska ha sido un juez que nunca escuchó los testimonios de las víctimas y que desoyó los informes que realizaba el Comité para la Prevención de la Tortura. Por tanto, de cambio nada y más bien vuelta al pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s