Meritxell Serret: “El futuro de Catalunya lo tiene que decidir su gente”

Meritxell Serret

En Bruselas, hablamos con una de las voces que vive en primera persona el conflicto político de Catalunya. Meritxell Serret, (Vallfogona de Balaguer, 1975), es la actual delegada del Govern de Catalunya y ex Consellera de Agricultura, Ganaderia, Pesca i Alimentació del Govern de la Generalitat que tomó la decisión de celebrar el 1-O y por el cual una parte está en prisión y otra exiliada en Bélgica y Escocia. La espera de la sentencia centra buena parte de la conversación donde Serret se abre con total sinceridad para mostrar su preocupación por la sentencia que se pueda producir, especialmente si es dura. Meritxell Serret muestra una mirada sincera, honesta, transparente, natural, tranquila y optimista que pone encima de la mesa la cultura del pacto, del entendimiento donde el diálogo y el respeto mutuo sean las claves para encontrar una salida al conflicto catalán y que todo el mundo se encuentre cómodo en este encaje. Convicción, naturalidad y sinceridad es la mirada y voz que manifiesta Meritxell Serret.

La primera pregunta es obligada ¿cómo está siguiendo toda la información que está publicando el Diario Público sobre el atentado del 17 de Agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils?

Hay muchas sensaciones a la vez. Por un lado, tienes la sorpresa porque cuesta de asumir y entender que si se tenía a todas estas personas controladas, que pasó para que actuaran y se produjeran todas esas muertes. Por otro lado, tienes la preocupación porque estas informaciones no se pueden dejar pasar como si no hubiera pasado nada. Se tiene que dar confianza al ciudadano de quien está gestionando la seguridad de la ciudadanía está haciendo bien su trabajo y que si eso no se produce se tienen que tomar las medidas porque no se puede vivir con esta incerteza. Te pone la piel de gallina y debe de haber responsabilidades porque sino el mensaje que se traslada a la ciudadanía es que no hay seguridad.

¿Qué consecuencias deben de producirse al conocerse todas estas informaciones?

No sé que consecuencias concretas debe de haber. Lo que si tengo claro es que se tienen que dar todas las explicaciones oportunas a quien le corresponda. Quienes tenían la responsabilidad esos días nos tienen que decir que hay de cierto o no, que pasó, porqué pasó, etc. A la gente se le tiene que dar confianza y las explicaciones se tienen que hacer de manera pública y garantizar que esto no vuelva a ocurrir. Lo que nos estamos jugando es la confianza y seguridad de la ciudadanía, de los que vivimos permanentemente y los millones de turistas que vienen, y esto ahora está roto. Estos silencios son graves y preocupantes, tienen que asumir responsabilidades y dar respuestas.

Estamos a la espera del juicio del 1-O, ¿cómo ha vivido el juicio desde Bélgica y qué sentencia espera?

El juicio lo he vivido con dolor porque son personas a las que quieres, son amigos. Lo vives con esta incerteza y preocupación por como se han gestionado ciertos momentos del juicio. Da miedo cual puede ser la sentencia porque puede ser muy dura. Evidentemente, quieres creer que conseguiremos que haya justicia, devolver toda esta situación del canal de la negociación política donde nunca tuvo que salir, pero a la vez, no hay indicios para sentirte optimista porque durante muchos meses ha habido muchas declaraciones en numerosos entornos dando ya por hechas unas acusaciones cuando aún no se había producido ni el juicio. Se ha creado todo un contexto que predetermina que tiene que ser una sentencia dura. Lo que me queda a mi es preocuparme por los compañeros y compañeros, enviarnos mensajes de fuerza y amor, confiar en que tarde o temprano haya resoluciones judiciales que les darán la libertad que merecen y volver al terreno de la política para solucionar este conflicto político.

“Lo que nos estamos jugando es la confianza y seguridad de la ciudadanía” sobre las informaciones del Diario Público en relación al atentado del 17 de Agosto de 2019

Cuando era consellera y estaba dentro del Govern de la Generalitat que tomó la decisión de convocar y celebrar el referéndum del 1-O, ¿tras todas las decisiones que se han ido produciendo, se podría haber hecho todo de otra manera?

A toro pasado todo se podría hacer diferente. La cuestión es que estamos donde estamos y si alguna cosa tengo clara es que las soluciones solo están en el futuro. Por lo tanto, la perspectiva tiene que ser como podemos encarar el futuro y como podemos encontrar estas soluciones. Por ello, me preocupa que sentencia puede haber y hasta que punto podemos encontrar estas soluciones de futuro o si por el contrario está anclada en el pasado y no dejar avanzar.

Estamos a la espera de si hay gobierno o no en España, de si hay o no repetición de elecciones, en un contexto donde la extrema derecha ha entrado con mucha fuerza en las diferentes instituciones, ¿piensa que si no hay gobierno en España y hay repetición de elecciones puede llegar al poder la derecha junto a la extrema derecha?

Todas las especulaciones son posibles y factibles. La ciudadanía española en las últimas elecciones habló y dijo que había opciones mucho más mayoritarias que la extrema derecha, incluso Vox no creció como todas las encuestas pronosticaban. Creo que la ciudadanía española al igual que la catalana evoluciona y de hecho en el caso de Catalunya en las ultimas elecciones generales, los resultados del PP, C’s y Vox, han tenido un resultado muy bajo con solo un 7% de voto. Quiero ser siempre muy optimista, confío en la gente y en sus valores democráticos.

¿Por qué no hay acuerdo entre las fuerzas de izquierdas y centro izquierda? Por ejemplo, en Catalunya hace 10 años gobernó la Generalitat un tripartito entre PSC, ERC e ICV-Esquerra Unida. Y ahora vemos los últimos capítulos entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con la incapacidad para ponerse de acuerdo y hacer un acuerdo de gobierno de mínimos.

Esto no te lo puedo responder yo (entre risas). La respuesta la tienen los que están negociando en Madrid. Desde la distancia no tengo la respuesta. Pero como decía al principio todo el mundo tiene que asumir sus responsabilidades. Cada uno se mueve en sus tácticas y como consigue estar en el poder, concretamente Pedro Sánchez para continuar al frente del gobierno. Yo soy optimista por naturaleza, confío en las personas, pero después será la ciudadanía quien diga si se cumplen esas expectativas depositadas en las últimas elecciones. Estamos en un contexto a nivel europeo que todo cambia muy rápido, con un mapa político muy volátil lleno de inestabilidad e incerteza. Los grandes partidos están en crisis en todos los países y entiendo que el PSOE pueda resistirse y consolidar su posición pero la sociedad y el mapa político en todos lados es mucho más volátil que años atrás.

“El movimiento independentista continúa siendo fuerte, es una opción mayoritaria, no es banal, no es destructiva, porque la economía del país funciona, existe la cohesión social y la convivencia”

ERC ha crecido muchos en las últimas elecciones que se han ido celebrando, ha ganado en Barcelona aunque el pacto de Colau con el PSC y Valls no le ha permitido alcanzar la alcaldía, en las últimas elecciones generales y europeas ha ido de la mano junto a EH Bildu; pero son más que evidentes las tensiones que hay con Junts per Catalunya. Hace unas semanas hemos conocido el pacto de gobierno en la Diputación de Barcelona entre JxC y el PSC. ¿Existe debilidad entre los partidos independentistas?

Lo que estamos viviendo entra dentro de la lógica que ocurre después de unas elecciones. Gustará más o menos pero es la lógica que nos ha tocado vivir. Tampoco quiere decir que yo esté de acuerdo con las decisiones que se han tomado de pactos donde no entraré a valorar. Pero estamos en estas lógicas postelectorales donde los partidos políticos toman posiciones. Creo que el movimiento independentista no tiene debilidad en la medida que en las diferentes elecciones que ha habido (generales, europeas y municipales) se ha consolidado y ha ido creciendo. El movimiento independentista continúa siendo fuerte, es una opción mayoritaria, no es banal, no es destructiva, porque la economía del país funciona, existe la cohesión social y la convivencia. Por tanto, es una opción consolidada porque es positiva y constructiva. Evidentemente, hay divergencias porque es una opción diversa ideológicamente y cuando hay elecciones cada uno intenta ganar su posición. Pero eso es cultura democrática y estamos en un contexto donde hay mucha volatilidad y la cultura del pacto, de entendimiento es el presente y futuro. Por tanto, lo que se puede percibir como una debilidad en el fondo es una fortaleza porque quiere decir que ante esta diversidad, como movimiento continúa estando fuerte y vivo. Hay un objetivo global que sigue estando presente.

Ahora que vive en Bruselas, una de las sedes del Parlamento Europeo, ¿cómo se vive todo lo que sucede en Catalunya?

Evidentemente se vive con distancia, la agenda del día a día la está marcando las actuales elecciones europeas con la constitución del nuevo Parlamento Europeo, la renovación de cargos, etc. Por tanto, este impacto diario que hay en la opinión pública en Catalunya o España no ocurre en Bélgica pero si que hay cierta preocupación de hasta que punto se podrá avanzar en la vía del diálogo que Pedro Sánchez asumió como propia. Además, se ve con preocupación esta judicialización que se está produciendo y las polémicas que se generan alrededor del govern catalán.

“La cultura del pacto, de entendimiento es el presente y futuro”

¿Cuándo tomaste posesión como consellera pensó que acabaría exiliada en Bélgica?

No, en ningún caso. De hecho, ahora que estoy aquí, en mi círculo de amistades digo que soy delegada del Govern de Catalunya por accidente. Hay personas aquí que están al frente de las delegaciones de otras comunidades, regiones o países que se han formado y han optado por estar aquí y yo estoy aquí por accidente. Pero no me arrepiento de esta etapa que está siendo muy fructífera a nivel profesional. Además, me he dado cuenta que saber francés e inglés va muy bien para estar en la Delegación. E insisto en mi idea, no pierdo el optimismo de que se podrá recuperar la racionalidad, el diálogo y el entendimiento.

Supongo que no fue nada fácil tomar la decisión del exilio sobretodo a nivel familiar.

No son decisiones fáciles y que se tomaran sabiendo qué pasaría. Son decisiones que se toman de manera improvisada, en la intensidad del momento y hay que buscar esta capacidad de adaptación a lo que me está tocando vivir.

¿Qué futuro espera para Catalunya en los próximos meses?

Como decía todo es bastante incierto y habrá que ver como evoluciona. Creo que a nivel personal continuaré trabajando aquí, seguramente las personas que estamos en Bruselas del anterior Govern recibiremos otra euroorden. Y sobre la sentencia veremos las reacciones que hay. Si es una sentencia que ayude a dar pasos para buscar soluciones de futuro o es una acción más para alimentar el conflicto porque si es una sentencia dura la reacción en Catalunya será muy sentida.

Para finalizar, ¿la solución para Catalunya pasa por un referéndum?

Siempre hemos dicho que la solución pasa por el entendimiento, el diálogo, el respeto mutuo y se tiene que encontrar una solución democrática que ayude a recuperar el sentir de buena parte de la ciudadanía catalana que se ha sentido menospreciada por todo el tratamiento que ha recibido tras el Estatut y que se respete nuestra voz y nuestra capacidad de decidir nuestro futuro. Llámalo referéndum, consulta o lo que queramos pero todo tiene que pasar porque el futuro de Catalunya lo decida su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s